El vaso de oro

Tras 4 meses de verano “buenaventurado” en medio del “desierto” cordobés,  alejado de la convulsa y macro poblada ciudad condal; regresar a la urbe conlleva un deseo inquietante,sobre todo para el bolsillo, de acudir de nuevo a los sitios conocidos dónde saborear, sin posibilidad de error, nuestros platos o tragos preferidos.

Es cierto que la ciudad no se detiene ante nada ni nadie, y resulta increíble  la cantidad de nuevos locales de diferente índole que aprecio mientras paseo por la ciudad; especialmente en mi barrio, Poble Sec; dónde el ritmo de traspaso de bares y restaurantes es frenético.

Uno de esos lugares míticos dónde degustar platos concretos con excelente resultado para el paladar es el Vaso de oro. Situado en la calle Balboa, casi haciendo esquina con el paseo de Borbón, es ésta una taberna inaugurada hace más de 50 años con una curioso estilo a caballo entre una cervecería alemana, un bar clásico de tapas y el camarote de un barco con toda su tripulación ataviada al más puro estilo “vacaciones en el mar”. Una curiosa y divertida mezcla que antes de abrir la boca para tomar lo que sea ya le otorga al sitio una consistente diferenciación.

Imagen

Lo primero a destacar es que no haya mesas, sólo banquillos en la barra, cosa que valoro muy positivamente como defensor a ultranza del “cañeo itinerante” o “pincho-pote” activo. Me explico. Sentarse en una mesa implica,por lo general, una relajación que nos hace empezar y acabar de comer en el mismo sitio, y por lo tanto zanjar el placer de comer en un menor espacio de tiempo. Es una costumbre mucho más arraigada en Cataluña, lo de sentarse, que en otras regiones de España, claro está. Y aunque cada uno tiene sus gustos y preferencias, y bien está, yo prefiero alargar lo máximo posible el placer de tomar cañas y degustar tapas, tanto el tiempo como en los espacios…

Vayamos al grano.

Tiran las cañas estupendamente. Buena cerveza estilo lager o malteada en vaso fino alargado(flautas las llaman), bien fría y con su merecido pequeño tiempo de reposo antes de darle ese golpe de densa espuma que tanto nos gusta a los buenos “cañeros” y que tan poco se practica en esta ciudad: a saber por qué…

Imagen

Su carta de platos, sandwiches y tapas es bastante curiosa por sus enormes diferencias tanto en cuanto a la calidad como al precio; no tanto en cuanto a la cantidad, ya que las raciones son bastante “justitas” sin llegar al minimalismo ofensivo de otros lugares.

En este sentido y tras haber acudido ya en varias ocasiones, me parecen mediocres la mayoría de sus tapas( ensaladilla, chocos, atún con tomate, pinchos, morcilla…) y apetitosos a la vista sus diferentes sandwiches, y sus costillas a la plancha con verduras, aunque nunca los he probado.

Lo que hace al vaso de oro un sitio absolutamente recomendable y merecedor de este artículo es sin ninguna duda su solomillo de ternera a la plancha con foie y cebollita. Es el plato más caro de la carta     ( ¡23 eurazos! ), y eso es caro objetivamente en relación a la cantidad, que no a la calidad y a la preparación, sublime; y no es que lo diga yo, lo dicen “los pelos como escarpias” que se nos ponen a todos cuando lo probamos. Caro sí, pero absolutamente delicioso.

Imagen

Una gran amiga me dijo una vez una frase que debería convertirse en una ley absoluta a la hora de elegir dónde ir a comer y qué pedir:

“A los sitios hay que saber a lo que se va, y si lo que merece la pena de un sitio es el chuletón con patatas fritas y pimientos, pues hay que pedir eso exclusivamente, con una cerveza o dos y listo”

Pues bien, al vaso de oro hay que ir a comer el solomillo con foie, con una caña o con dos, claro está…  y punto.

El vaso de Oro

calle Balboa nº6,

Barrio de la Barceloneta,

Barcelona

Anuncios

Acerca de Sabores & Serendipias bcn

My biggest passion are food,drinks and friends. I love discovering new places to enjoy with delicious food, wines and cocktails ...... of course it is very important for me the quality-price relationship, because I hate people try to cheat me with the bill! .... if nice places are hiding, even better, because I love serendipities!
Esta entrada fue publicada en Bares y Bodegas, Restaurantes. Guarda el enlace permanente.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s